Un hombre de 58 años de edad se lanzó hoy del puente Francisco del Rosario Sánchez (de la 17) muriendo al instante.

Anio Castillo viajaba junto a un hermano desde Sabana Grande de Boyá para ser tratado por depresión por parte un psiquiatra.

El hermano narró que cuando cruzaban el puente Castillo abrió la puerta del vehículo que conducía y se lanzó en la parte seca debajo del puente.

Explicó que cuando estacionó el vehículo corrió hacia donde estaba su hermano y junto a otra persona intentó impedir que se lanzara, pero no fue posible.

Cuenta que desde que asumieron las actuales autoridades su hermano comenzó una depresión pues decía que lo iban a cancelar.

Era empleado del Ministerio de Salud Pública en Sabana Grande de Boyá y una de sus responsabilidades era llevar durante todo el día las prueba del COVID-19 que se le hace a los pobladores desde Sabana Grande de Boyá a Monte Plata en una motocicleta.

El hermano del fallecido dijo que este era un hombre alegre, pero que comenzó a enfermarse cuando veía que a muchos de sus compañeros los habían cancelado.

Tenía tres hijos, una de 12 años, residente en el país y los demás en Estados Unidos.